jueves, 14 de marzo de 2013

Mi cabo, le hice un poema!

Naciste en la misma tierra que todos nosotros, con los mismos problemas y las mismas carencias, pero sabes? fuiste débil, no soportaste saber que tu futuro era luchar y en vez de ser digno, te aferraste a la sumisión, te sometiste al poder para obtener parte de él arrodillándote, lamiendo botas llegaste a donde estás, más alto en inmunidad, pero infinitamente más ruin que cualquiera, agachando la cabeza te refugiaste en el poder para sentirte un poco más útil, creyendo que tu miseria se vería disminuida a costa de la humillación a tus pares, para no volver a ver la evidencia de tu bajeza moral. 

Pudiste vivir dignamente a base de esfuerzo, pero cuando quedaste entre la espada y la pared, por elegir la vía fácil, renegaste de tu sangre como todo un cobarde, felicitaciones marioneta; ahora no eres más que un traidor orgulloso.

Eres sólo una rata más, parte de el escudo del titiritero, el esclavo conforme que defiende a su dueño, no me digas que eres feliz, no me digas que haces el bien, mírate, eres despreciable, ruin, infame, qué clase de adjetivo puede ser tan bajo para nombrarte? quién puede ser tan imbécil más que alguien que se permite humillar? 
No eres orden, no eres paz, no eres honor, no eres justicia y menos libertad; no eres más que otro peón que regaló y pisoteó toda su dignidad, paco; me das asco. 
Tirita, te lo recomiendo, tirita, será lo último que te haga sentir vivo; el miedo a la justicia, estás en nuestro camino y no hay perdón, te recomiendo sentir miedo a quienes traicionaste y que esta vez, venimos por sangre, tu sucia sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada